España acumula un déficit de 550 centros de mayores
OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN/ En 30 años se requerirán 3.000 residencias, pero sólo hay 270 proyectos en marcha.
Rebeca Arroyo. Madrid
El envejecimiento de la población, el aumento del índice de dependencia y los cambios sociales y laborales son uno de los principales retos demográficos en España, que ya tiene un déficit de 550 residencias de la tercera edad y necesitará construir más de 3.000 nuevos centros hasta 2050 para atender la demanda futura, según los datos de un informe elaborado por PwC presentado ayer junto con la Federación Empresarial de la Dependencia (FED).
De acuerdo a las estimaciones del INE, en 2050 España pasará de 9 a 16 millones de personas mayores de 64 años, aproximadamente un tercio de la población, lo que sitúa el país como el cuarto más envejecido de la Unión Europea.
Para atender la demanda prevista en 2050 se requerirá una inversión de 35.000 millones de euros y la generación de 150.000 puestos de trabajo adicionales.
En estos momentos el sector cuenta con cerca de 5.600 residencias y 381.000 plazas y
EN CARTERA
Actualmente, existen proyectos en cartera para cerca de 270 centros residenciales, con más de 25.000 plazas, de las cuales un 61% son del sector privado. Esta nueva oferta no sería suficiente para cubrir la brecha actual, según PwC.
genera una actividad económica de 4.500 millones al año. Según los datos de PwC actualmente hay proyectos en cartera para cerca de 270 nuevos centros residenciales, con más de 25.000 plazas, de las cuales un 61% son del sector privado, ya sea de forma directa o mediante concesión, una cifra insuficiente para cubrir el déficit actual.
Atendiendo a las recomendaciones de la OMS, España, con 4,4 plazas por cada 100 mayores, tendría un déficit
actual de alrededor de 66.000 plazas. Es decir, se requeriría hoy en día aproximadamente 550 residencias más para la tercera edad con 120 plazas de media.
En cuanto a los precios, la pensión media en España de 1.134 euros al mes permite cubrir casi el 60% del precio de una plaza privada, que asciende a 1.955 euros al mes, lo que supone un menor ratio de esfuerzo respecto de la media europea.
Titularidad De la oferta de plazas actual, el 25% son de titularidad pública, aunque la gestión puede ser privada, y el resto de titularidad privada. De las plazas privadas, un 34% son plazas concertadas, con un precio regulado y fijado en función de la renta y nivel de dependencia del usuario.
El Tercer Sector (empresas sin ánimo de lucro que realizan proyectos o actividades de carácter social) gestiona alrededor de un tercio de las plazas de titularidad privada, y del resto, un 8% pertenece a
Residencia de Pryconsa en Aravaca (Madrid), operada por Sanitas.
Un 8% de las plazas privadas son de fondos, un 5% de cotizadas y el 11% de firmas extranjeras
fondos de capital riesgo, un 5% a grupos cotizados y un 11% a empresas extranjeras.
'Efecto Covid' Durante la presentación, el presidente de la Federación Empresarial de la Dependencia (FED), Ignacio Fernández-Cid, se refirió a la incidencia de la crisis provocada por la pandemia en el sector de las residencias.
Fernandez-Cid aseguró que el 75% de las residencias ha estado libre de Covid-19 y que ahora los centros están en
situación de "calma tensa, no alarmante", porque se ha mejorado la coordinación sociosanitaria.
El responsable de la patronal de las residencias ha reclamado a las administraciones datos oficiales para tener una evaluación completa sobre la situación real de los centros. "Hay un enorme desconocimiento de la sociedad, los políticos y las autoridades sanitarias e, incluso, muchos profesionales sanitarios", advierte.
Para Fernández-Cid, las residencias han sido "muy injustamente tratadas" en estos meses. "Se nos ha criminalizado e, incluso, demonizado y recuerdo que somos víctimas, no verdugos", apostilló.
La Llave / Página 2